La vida dura, de Flann O´Brien

Las historias irlandesas tienen una mezcla de la flema británica y viveza mediterránea que las hace muy peculiares, y La vida dura no es una excepción en este aspecto. O´Brien nos presenta una galería de personajes extraños, con obsesiones y comportamientos peculiares, con los que el autor consigue sacarnos una sonrisa, al mismo tiempo que nos muestra un pedazo de la vida del Dublin de principios del siglo XX, cuando todavía formaba parte del Imperio Británico.

Dos huérfanos, Finbarr y Manus, llegan a casa del señor Collopy, donde se crían escuchando las conversaciones de éste con el padre Fahrt, regadas con un whisky de excelente calidad, y estudiando en colegios católicos, donde ninguno de los dos aprenderán demasiado.

Lo que más destaca del libro es  un humor irónico y sarcástico, con pequeños toques fantásticos por debajo de lo que parece una vida cotidiana, que se irán adueñando de la historia hasta llegar a un final totalmente surrealista.

Una obra menor dentro de la producción de Flann O´Brien, pues da la sensación de que podía haber sido mucho más, como si el autor no le hubiera dedicado demasiado tiempo (y no lo hizo: la escribió en dos meses), pero a la que merece la pena echarle un vistazo, pues te aseguras pasar un par de tardes divertidas.

http://libroerrante.com/detalle.php?ref=6164

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.